Entradas populares

lunes, 24 de septiembre de 2012

53. Otoño

          El otoño siempre había sido la estación la estación favorita de nuestra Drama Queen. En otoño cumplía años, volvía a usar rebecas y el aire olía a tierra mojada. 

          Drama Queen era muy feliz. Muy, muy feliz. Más feliz que nunca. Nadie le había hecho sentir así de bien en la vida. Se sentía deseada, respetada, guapa, sexy... y se encontraba radiente. Y todo gracias a él.

          El antiguo <él> (porque sí, ya era el antiguo), había sido como el verano que acababa de terminar. Había sido corto porque no hay quien lo aguante más tiempo. Corto pero intenso. Un tiempo escaso de altas temperaturas y de olor a azahar de patio sevillano. Pero, como el verano, se acabó. (¿O se trató quizá de un invierno, frío?)

          Y, de pronto, llegó el otoño. Su estación favorita. Y la comparó con el nuevo <él>. El otoño como era como él. Confortable. Ni caliente, ni frío. Lo suficientemente caliente como para mantenerla bajo su cobijo. Lo suficientemente frío como para ir enseguida a buscar algo de calor. Puede que no sea una explicación buenísima de lo que sentía. Pero ella era feliz con su otoño. Y con eso bastaba.



Despertar. Ya no es septiembre nunca más. Despide al sol y en la ciudad, todos han vuelto y yo con lo puesto. Regresar, con los brazos cruzados, y nadie te ha cambiado... Reiniciar... Y viajaremos hacia el sur. Concentraremos el frío en los dedos... Otoño y mariposas te han venido a buscar, borrarte la memoria. Vuelan tan lejos, dejando el invierno detrás...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada